Ritual de iniciación

-Sueño perdido y sin fecha-

Soñé que estaba en la casa de mi hermano en Niza, había algo muy especial con la luz del sueño, porque aunque era oscura, podía percibir todo claramente, era como uno de esos sueños de luz sepia en HD. Subí hacia el cuarto de mi hermano pero en vez de escaleras había un pasillo largo como de piedra. Entré al cuarto y en el vestier me encontré con una mujer. Hablamos un poco, no sé que me estaba diciendo, yo sólo podía pensar en que era una mujer muy hermosa, traía puesta una bata blanca larga, la llevaba abierta y se le veía la ropa interior, tenía un cuerpo muy hermoso, un abdomen perfecto, unas piernas largas, los rasgos de la cara muy finos, el cabello negro, lacio y brillante. No me acuerdo que me estaba diciendo pero de un momento a otro me abrazó y me besó, y empezó a tocarme muy sugestivamente. Toda la escena era muy erótica, pero lo raro es que yo no me sentía propiamente excitado, sino que era excitación mezclado con otras emociones mas fuertes.

Ella me soltó preocupada y se fue rápidamente, yo salí detrás de ella pero cuando salí del cuarto ya no estaba, bajé al primer piso a ver si me la encontraba y en vez de eso me encontré con mi hermano y otras personas, estaban reunidos discutiendo, al parecer ya todo el mundo estaba enterado de lo que había pasado y yo estaba en graves problemas. En un giro super extraño de los hechos, resultó que la mujer con la que me había metido era una alta sacerdotisa de Isis y esposa del Faraón que ahora me estaba buscando con un grupo de hombres para matarme. Mi hermano y los otros estaban tratando de decidir la mejor forma de confrontar al faraón, pero estaban decididos a hacerlo a la fuerza si fuera necesario, aunque algunos decían que lo mejor era que huyera mientras se podía. Yo volví a subir y salí por el balcón a ver si era posible huir por el techo, pero afuera ya estaba el faraón con un grupo de hombres, aunque no sabían cual era la casa. El faraón era bastante caricaturesco, estaba vestido como faraón de película egipcia de bajo presupuesto y se le veía bastante alterado, colérico y realmente dispuesto a matarme.

Volví con los de mí casa, y me dijeron que tratara de huir por los pasillos internos de la casa que llevaban a un sótano, si el faraón localizaba la casa ellos negarían que yo estuviera ahí. Así que hice lo que me dijeron, me fui a la parte de atrás de la casa y me adentré por el pasillo que quedaba a la izquierda. Era un pasillo de piedra como el que ya había visto, aunque esta vez me llamó mas la atención, los pasillos eran bellos, sobretodo imponentes, unos bloques enormes de rocas de color entre ocre y amarillo. Me puse a mirar las paredes con mas cuidado y cuando toqué la pared con la mano, me di cuenta de que estaban talladas con jeroglíficos egipcios. Me quedé mirando estos jeroglíficos y me sorprendí de que podía leerlos. Me puse a leerlos mientras caminaba, los leía con la misma fluidez con que leería el español.

Lo que yo estaba leyendo eran indicaciones detalladas para un ritual de iniciación. Aquí el sueño se escinde de una forma muy rara, yo seguía caminando por el pasillo mientras leía los jeroglíficos y a la vez podía ver como alguien estaba preparando realmente el ritual. En el centro del ritual había un circulo mágico, donde estaba el iniciado, y al rededor de él había un circulo de 13 mujeres y al rededor de este, otro círculo de 6 hombres, las mujeres giraban en el sentido de las manecillas de reloj mientras bailaban y cantaban el mantra (...) y los hombres giraban en dirección contraria cantando el mantra (...) Al final del pasillo llegué al sótano, ese era el lugar en donde se preparaba el ritual y el sueño volvió a unirse. Me encontré con la alta sacerdotisa, me dijo que huir del faraón era casi imposible porque tenía mucho poder y que la única forma de huir era tener mas poder que el faraón. Para eso era el ritual, para invocar en mi cuerpo a una especie de deidad egipcia. La sacerdotisa me agarró de la mano y me llevó a la mitad del circulo y otra vez empezó a tocarme y a besarme, y empecé a sentir una energía muy fuerte, y sentía la tensión creada por los círculos contrarios que formaban como un tubo energético al rededor mío...


You'll only receive email when Frater Perdurabo publishes a new post

More from Frater Perdurabo