C

Claudio

Reflexiones, vivencias y descubrimientos.

Pokemon: lo que nunca entendí

Como mucha gente, he jugado a Pokemon y he visto sus series. El planteamiento de la saga es sencillo: eres un aventurero que vas a la captura de monstruos, ayudado por la avanzada tecnología con la que cuentan los humanos en ese mundo, las Pokeball, las cuales te permiten capturar cualquier Pokemon, da igual cual sea su tamaño, para coleccionarlos, entrenarlos y más tarde, hacerlos luchar contra otros Pokemons en combates organizados. Hasta aquí el argumento estándar. Pero miremos más allá.

Como ya he dicho, eres un aventurero que vas a la captura de Pokemons, los cuales son seres inteligentes, sociales y empáticos, y, a pesar de todo el respeto que tienen los humanos por estos, los secuestras y arrancas sin miramientos de sus hábitats y familias, previamente habiéndolos dado una paliza con tus propios Pokemon, para que después, mágicamente, da igual si el Pokemon era fiero o manso, se convierta en amigable y luego en tu amigo. Después de esto, los sumerges en un mundo de violencia en el que tendrán que luchar asiduamente en combates plenamente legales, donde recibirán todo tipo de daño, desde mordiscos, hasta descargas eléctricas y quemaduras, y a pesar de ello seguirán siendo tus compañeros fieles. Todo muy entendible... Es esta parte del show la que más de una vez me ha chirriado y la que nunca he llegado a entender ¿Cómo es posible que tras capturar al Pokemon más fiero del mundo, por un lado, te atrevas a sacarlo de la Pokeball —yo soy el Pokemon y te reviento— y, por otro lado, el Pokemon cambie su animosidad por un apacible estado emocional de cordialidad y amistad? Sé que es sólo una serie de dibujos animados hecha para niños y que no hay que buscarle los tres pies al gato, pero bueno, ahí queda este planteamiento sobre la saga Pokemon.

Repercusión psicológica de las redes sociales

Abro la red social de turno. Frente a mí se presentan momentos ajenos que se suceden sin fin. En su conjunto generan ilusiones de felicidad constante y actividad social infinita. Yo me entristezco al sentirme, sin quererlo, desplazado de esa realidad alternativa y ficticia. Bastaron escasos minutos de exposición a la red social de turno para que esta me perjudicase. No quiero imaginarme los efectos negativos que debe generar el estar absorbiendo en grandes cantidades información sesgada sobre las vidas de los demás y comparándose, queriendo o sin querer, con estas por un uso prolongado de las redes sociales.

Extendiendo el acceso a la educación: un método diferente

En 1999 se realizó un experimento llamado "El agujero en la pared" que consistió en dejar un ordenador con conectividad a internet incrustado en un muro de los suburbios pobres de la India, en los que no tenían acceso a la educación más mínima. El resultado fue que los niños aprendieron a utilizar el ordenador en poco tiempo, a pesar de que no tuviese instrucciones de uso, a través de la experimentación y el enseñarse los unos a los otros. Para más información sobre este interesante experimento puedes leer más en el siguiente enlace:

https://www.edutopia.org/blog/self-organized-learning-sugata-mitra

El uso del tiempo y el modo de vida de los ciudadanos de las sociedades tecnológicas

En la sociedad tecnológica muchos ciudadanos están distraídos y no tienen tiempo desocupado para que surja la conversación, reflexionar, ni fantasear. Su tiempo se encuentra okupado, consecuencia de la adición y el descontrol, por las series, las redes sociales y el influjo de las pantallas. Dichos ciudadanos, distraídos, ocupados y okupados, no se nutren de las palabras, tampoco de mirar al vacío, ni por supuesto, de la lentitud que ambas actividades conlleva. En su lugar, consumen imágenes, vídeos y velocidad y dedican poco tiempo a estar consigo mismo, con el prójimo y a habitar el espacio en el que se encuentran. Nuestra naturaleza, consistente en vivir momento a momento, a nuestro modo, fricciona con la urgencia y el desasosiego introducido en nuestras vidas por la instaniedad del ámbito digital.

A raíz de todo lo anterior, cabe preguntarse ¿Y qué hacemos? ¿Cómo solucionamos este lío? ¿Queremos solucionarlo? Es deber de cada uno, a título personal, responder a estas preguntas y posicionarse de forma definida respecto al tipo de vida que quiere vivir.

Sobre el neoliberalismo y el capitalismo

Perhaps the most straightforward definition of neoliberalism comes from the French sociologist Pierre Bourdieu, who calls it “a programme for destroying collective structures that may impede the pure market logic”.

https://www.theguardian.com/lifeandstyle/2019/jun/14/the-mindfulness-conspiracy-capitalist-spirituality?CMP=Share_AndroidApp_Telegram

Fuego líquido cafeinado

Bebo café hirviente
como fuego líquido
que caldea la maquinaria
y reconforta con su ardor.

Cuaderno íntimo y personal

Quiero escribir un cuaderno íntimo y personal, con mis pensamientos y sentimientos, donde me sienta con la libertad de escribir sin miedo a que sea conocido lo que allí escribo. Quiero expresarme y reunirme conmigo mismo de esta forma, diferente a las formas saludables que me reúno actualmente conmigo mismo. El papel aporta una intimidad que la pantalla no aporta y en él se puede dibujar y hacer lo que se quiera.

Standard Notes, a pesar de ser privada y segura y que su acceso esté protegido con contraseña, no me da la seguridad y tranquilidad para escribir con esa libertad, por la facilidad que existe para compartir su contenido, aunque sea decisión personal hacerlo o no.

Reflexiones sobre la calidad de los encuentros interpersonales, a raíz del entrenamiento de la IA en el reconocimiento facial.

Acabo de leer este artículo, el cual habla sobre cómo se lleva entrenando desde hace años a la IA en el reconocimiento facial, utilizando para ello las fotografías publicadas en todo Internet, sin el consentimiento de sus propietarios, y sobre la dirección de las investigaciones actuales, las cuales han pasado de verificar que tal cara pertenece a tal persona, a tratar de averiguar las características psicológicas, entremezclándose todo esto con la categorización, por parte de la IA, de las imágenes según sesgos discriminatorios ¡Menudo cóctel! Los posibles futuros que se infieren de esta práctica son de todos los matices, incluido el de «te vendo el paquete de datos de personas con características y tendencias psicológicas de tal forma y la otra, comprendidos entre las edades de tal a cuál».

Por otra parte, el artículo ha conectado con mi decisión de abandonar las redes sociales — borrando previamente todas las fotos donde salga, pero manteniendo la cuenta por si necesito acceder a algo exclusivo de las redes sociales — y centrarme en aprovechar el tiempo en lo que realmente quiero, además de buscar y fomentar la calidad de los encuentros interpersonales. Esto último, la calidad de los encuentros, considero que, en cierta forma, no siempre, se puede ver algo mermada por estar expuesto de manera continuada a las fotos que narran la vida de aquel/aquella con quien te vas a encontrar, y bastante más mermada por el uso asiduo del chat con fines comunicativos extensos, es decir, una conversación larga.

Sentimiento expresao

La música es sentimiento manifiesto.


Lecturas

Hoy estoy leyendo el periódico y otros enlaces que tenía guardados. Como las redes sociales sociales son efímeras y la información que compartes ahí se pierde rápidamente en la maremagnum de datos, quiero compartir por aquí, que es un espacio tranquilo y fijo, lo que me ha parecido más interesante de lo que he leído.

  • En defensa de la conversación: artículo del periódico español el diario.es que trata sobre el deterioro de las relaciones interpersonales y de manera indirecta de la soledad, por las características de inmediatez, interrupciones constantes y comunicación por escrito meditada y editable que permiten las nuevas tecnologías.
  • Twitch como tendencia de las redes sociales y la comunicación cibernética creador - consumidor/participante: artículo del periódico español el diario.es que analiza el éxito creciente de la plataforma de retrasmisión de contenido en directo Twitch. Resalta que la interacción insitu y la efimeridad del contenido retrasmitido (porque se puede no guardar), son las claves del éxito de esta plataforma.
  • La importancia de la privacidad personal en un mundo de Internet que traspasa a lo presencial: artículo del periódico español el diario.es que entrevista a una experta en privacidad digital y personal sobre la importancia de conservar la privacidad personal y acabar con el comercio de datos personales para evitar ser discriminado por empresas, seguros, gobiernos, etc., y crecer en derechos humanos. La experta refiere que el pensar que estás siendo escuchado o que lo que publiques puede hacerse de dominio público, condiciona la psicología y el comportamiento de las personas.
  • Sobre la impermanencia y la superfluidaz de nuestras conversaciones por escrito: artículo del periódico The Guardian sobre la casi desaparición de la escritura de cartas en papel y la sustitución de estas por los mensajes digitales efímeros. Destaca la pérdida de la creación de documentos físicos para la posteridad (pone como ejemplo el diario de Anna Frank) y la superficialidad de los mensajes por las redes sociales, incluido Whatsapps. Señala que en la carta en papel o en el diario en papel, se muestra como es la persona, no sólo por lo que dice y cómo lo dice, si no también por la forma de las letras y porque es un espacio físico que invita a la intimidad y a la reflexión, ya que normalmente es uno sólo o ninguno el destinatario de dicha carta o diario. Este artículo me invita a reflexionar si estamos haciendo bien cuidando apropiadamente la calidad de nuestras comunicaciones interpersonales.

Consejos para ser más productivo

  • Trabajar por objetivos, no por horas de trabajo o jornada laboral, pero tener una hora de inicio y una hora de finalización en caso de que el trabajo se alargue.
  • Planificar y organizar el día anterior la jornada laboral y sus tareas, jerarquizando estas últimas por prioridades y teniendo cuidado con los ladrones de tiempo.
  • Dividir las tareas complejas en subtareas.
  • Eliminar distractores.
  • Incluir en el horario las interrupciones.
  • Hacer una cosa al mismo tiempo.
  • Organizarse por franjas de una hora con descansos cortos.
  • Medir el tiempo de trabajo y más adelante, medir el tiempo que lleva cada tarea.
  • Centrarse en lo que se tenía planificado.
  • Asignar fechas de cumplimiento a las tareas.
  • Distribución de las tareas a lo largo del día según la carga que supongan (no poner todas las tareas pesadas juntas)
  • Planificarse en un cuaderno de papel.
  • Antes de comenzar tu jornada laboral dedícate tiempo para ti.

Aprende Markdown

Si llevas tiempo utilizando Standard Notes, estarás familiarizado con la utilización de Markdown para editar el formato del texto ¿Pero conoces todas las funcionalidades? Personalmente no utilizaba todas las funcionalidades, bien porque las desconocía, bien porque pensaba que algunas eran para escribir código o para cosas exclusivamente técnicas, siendo esto una creencia equivocada.

La realidad es que Markdown permite hacer muchas cosas y depende de ti exprimir todas sus posibilidades de manera creativa.

Para aprender más sobre Markdown seguí la guía qué aparece en esta página, en la cual explica en español todas las posibilidades de este editor de formato de texto.

A modo de conclusión, creo que si aprendes a utlizar Markdown puede ahorrarte tiempo y facilitarte la escritura. Por otra parte, no todos los editores de texto lo utilizan, por lo que a lo mejor no necesitas aprenderlo.

PS: no todas lo explicado en la página web funciona tal cual en en Standard Notes, no sé cuál es el motivo, pero puede ser que para facilitar, el equipo de Standard Notes haya abreviado algunos métodos, como por ejemplo el de hacer listas desordenadas-


¿Conoces más funcionalidades de Markdown que funcionen en Standard Notes? Déjamelo saber en mi Twitter

Evolucionar y crecer


Canción de Alt-J: In Cold Blood


Buceadora de apnea con manta raya en entorno de glaciares


Ai Futaki, en las aguas de Ishigaki, al sur de Japón, con una manta raya. Fuente: El País Semanal

¿Se pueden generan nuevos vínculos sociales a través de las videollamadas grupales?

¿Qué es el vínculo?

El vínculo es la unión de tipo socio-afectiva que se da entre dos personas de manera natural y espontánea. Tener vínculo con otra persona permite, entre otras cosas, que dicha persona sea significativa para ti y en caso de hacer actividades en común puedas comprometerte con ellas. Sin vínculo, la persona es un extraño o un desconocido.

¿Cuáles son las condiciones ideales para vincular?

Las condiciones ideales para vincular varían entre personas, pero de manera general se podría decir que éstas son el estar en un ambiente distendido y agradable donde se pueda conversar y el realizar una actividad gratificante que guste a ambos. Evidentemente, la profundidad del vínculo con una persona dependerá de si estáis en una conversación grupal o individual, siendo generalmente más favorable para esto el relacionarse de manera individual.

¿Se puede vincular con un grupo que has conocido y con el que te relacionas exclusivamente a través de videollamada?

De entrada, el vincular por videollamada es más difícil que el hacerlo en persona, entre otras cosas por la pobreza del medio de comunicación respecto a relacionarse cara a cara. Por videollamada pierdes muchísima información relevante como el lenguaje no verbal (que es un 80% de la comunicación), la presencia de la persona, su olor... además es muy difícil relacionarse fuera de los tiempos establecidos de reunión, que es donde uno se conoce más.

El que se pueda o no vincular con un grupo que has conocido y con el que te relacionas exclusivamente a través de videollamada depende de muchos factores como por ejemplo el tipo de reunión que sea, si laboral o social, y de si por ejemplo se generan momentos de introducción al grupo y de conocer a los miembros del grupo. A su vez, influye el tamaño del grupo, siendo mejor un grupo reducido, y que el grupo sea nuevo o no.

Mi experiencia

Hace unos meses me apunté a un grupo de trabajo del Colegio Oficial de Psicólogos, en el cual me mantuve hasta hace unos días. Todas las reuniones que he tenido con este grupo han sido online porque las reuniones presenciales estaban suspendidas por motivo del Coronavirus. El grupo era de tamaño medio. Hubo un breve momento de introducción al grupo del tipo quién eres, cuál es la relación que tienes con la temática del grupo, por qué quieres unirte al grupo y una ronda de nombres. Después de esto me uní o intenté unirme a la corriente de trabajo, la cual era un poco excluyente por la fase final en la que se encontraba el proyecto de escribir un libro y por mi limitación en los conocimientos para dar ponencias. Cierto es que podía ayudar en la organización de dichas ponencias, pero para cuando me enteré de esta posibilidad me encontraba poco motivado con el grupo, aun así me ofrecí a ayudar sin llegar nunca a hacer nada porque me fui a los pocos días de ofrecer mi ayuda.

La razón de mi desmotivación creciente con el grupo ha sido la ausencia de vínculo. Las razones de la no generación de vínculo con este grupo han sido todas las descritas en este post: el medio de comunicación era online, no había momentos fuera de la reunión, no había posibilidades de hablar con nadie de manera individual, no había posibilidad de intercambiar miradas, no podía compartir chascarrillos o toques de humor con ellos porque no los conocía y en cambio ellos si se conocían entre sí, no nos mirábamos cara a cara... En definitiva, eran extraños para mí y al no haber vínculo con ellos, no tenía compromiso con las actividades que proponían.

Sin vínculo, la persona es un extraño o un desconocido.

Conclusiones

El vincular con la gente es fundamental para todo, para empezar, para que haya una relación. Al ser seres sociales, necesitamos tener vínculos significativos, y el no tenerlos nos genera un enorme sufrimiento y sentimiento de soledad. En el momento actual, donde las comunicaciones a distancia se han incrementado y los encuentros en persona han disminuido, debemos cuidarnos psicológicamente con más esmero que nunca y en estos cuidados psicológicos se ha de incluir la creación y mantenimiento de relaciones sociales significativas o de calidad. De no hacerlo, es esperable un drama social, ya acuciante, de igual o peor magnitud a la del Coronavirus.