Luz al final de la cripta

Rise of the Tomb Raider

No me considero para nada un fanático de la franquicia, de hecho si soy honesto, he jugado un par de originales en el pasado, pero nunca los terminé. El único que me mantuvo hasta el final fue Tomb Raider: Underworld (2008) y justo anoche terminé la nueva trilogía después de tanto tiempo y tengo muchas opiniones encontradas. Una de las cosas que más me gustó de esta trilogía es la travesía de Lara para convertirse en la heroína que todo el mundo conoce. Comenzando con una joven y frágil protagonista para cerrar con una Croft a prueba de balas.

Algo que no me convenció al principio de estos reboots fue el énfasis del combate sobre la exploración. Por suerte esto se tomó en cuenta para las siguientes entregas y fue progresando de manera orgánica para convertirse en una mecánica icónica de esta trilogía. Finalmente es uno de los rasgos importantes que definen a Lara Croft.

Me gustaría que estos juegos tomaran más riesgos con sus historias. Siento que prometen una montaña rusa de emociones que termina siendo aguada por clichés muy típicos de juegos de acción. Enemigos caricaturescos y protagonistas atormentados por conflictos personales se resuelven demasiado rápido como para que se vuelvan un problema genuino. Creo que podrían existir más oportunidades para desarrollar más el nivel de personajes secundarios puesto que le resta impacto a escenas clave que deberían ser orgánicas en vez de sentirse como una emoción forzada. El hecho no saber nada de estos personajes es motivo de la desconexión puesto que si omites coleccionables, jamás sabrás su trasfondo.

De todas formas, la exploración es lo que hace memorables estos juegos. Muchas veces terminarás olvidando al resto del elenco y tu misión actual mientras tomas un respiro investigando secretos y tumbas. Esto es algo en lo que Tomb Raider sobresale generando misterio y curiosidad. Los paisajes están hermosamente construidos y es imposible evitar la tentación de recorrer cada una de sus esquinas descubriendo atisbos de generaciones pasadas y la historia en general.

A pesar que cada entrega sufre de diversos clichés y traspiés, el final de la trilogía me dejó con una sensación de nostalgia por re-visitar estas aventuras digitales y satisfecho con la experiencia en general. Hay de todo en las tres entregas para suplir esos vacíos. Mi favorito de la trilogía es Rise of the Tomb Raider por ser el más balanceado entre combate y exploración.

★★★★☆ 4/5


More from Diego Arriagada