La rubia en la autopista


Una rubia iba conduciendo más rápido que la luz cuando una policía, que era rubia también, la paró y le pidió el permiso de conducir. La conductora se puso a buscar en el bolso pero, después de unos minutos sin encontrarla, le preguntó a la policía: —¿Cómo es? 
—Es un rectángulo y tiene tu cara en él. Por fin, la conductora sacó un espejito y se lo dio a la policia: —Aquí tiene. —Ya te puedes ir. —dijo la policía. —No me había dado cuenta de que tú también eras policía.

Original


You'll only receive email when they publish something new.

More from Joke Writer