La rubia en la autopista


Una rubia iba conduciendo más rápido que la luz cuando una policía, que era rubia también, la paró y le pidió el permiso de conducir. La conductora se puso a buscar en el bolso pero, después de unos minutos sin encontrarla, le preguntó a la policía: —¿Cómo es? 
—Es un rectángulo y tiene tu cara en él. Por fin, la conductora sacó un espejito y se lo dio a la policia: —Aquí tiene. —Ya te puedes ir. —dijo la policía. —No me había dado cuenta de que tú también eras policía.

Original


You'll only receive email when Joke Writer publishes a new post

More from Joke Writer