Psicología inversa

Al convencerse de que su necesidad de figuración abocaría su carrera al fracaso, Samuel Beckett decidió no escribir una línea más en inglés. En cambio abrazó al esperanto, una lengua apta para erosionar su narcisismo y su incontinencia verbal.


You'll only receive email when Artefactos / #100days publishes a new post

More from Artefactos / #100days: