Genealogía imposible

Como es de público conocimiento, en 2004, Shishaldin, artista moderna, solicitó una autorización al gobierno francés para un matrimonio póstumo con el poeta Isidore Ducasse, Conde de Lautréamont. El gesto pasó inadvertido en los medios generalistas franceses, huérfanos de poetas desde el siglo XIX. Sin embargo, los seguidores más fervientes del conde, así como wikipedistas encarnizados, prestaron atención a los movimientos de la mujer. Diez años después, un equipo de genetistas exhumó los restos de un NN enterrado en un promontorio cerca a Greenwood, Mississippi, al que los lugareños atribuían la identidad de Robert Johnson, el bluesman que conversaba con el diablo. La verdad fue una revolución para musicólogos, historiadores y wikipedistas. En un giro inesperado, los restos del bardo satánico fueron expatriados desde Estados Unidos a Francia, donde eran esperados por la "novia negra", Shishaldin. Blindada por la legislación francesa, que favorece la poligamia concomitante, la artista contrajo nupcias con Johnson y, en medio de la celebración, anunció una gira mundial con hologramas de sus dos esposos acompañados por figuras del hip hop de entresiglos. Por supuesto, en un futuro próximo, sin definir. Apoyada por tecnología de punta en genética y revolucionarios avances de IA, Shishaldin tiene como empresa replicar hasta el más mínimo detalle de sus maridos, no solo con la intención de hacer el espectáculo vanguardista del siglo, sino también con la pulsión íntima de dar a luz, por primera vez, un clon que cuente con el ADN combinado de Lautréamont y Johnson.


You'll only receive email when Artefactos / #100days publishes a new post

More from Artefactos / #100days: