Senior Web Developer taking on the #100Days challenge on English and Spanish.
5027 words

Derramar sangre por la fé

Hoy escuché una frase, aparentemente escuchada de un Papa reciente:

Hay que defender la fé hasta derramar sangre. Y si hay que hacerlo, más vale que esa sangre sea nuestra y no de nuestros enemigos.

Es como un golpe en la cabeza para repensar la posición de los cristianos en el mundo.

En un mundo lleno de ideologías, el cristiano no debe decantarse por una, ni defender con violencia cierta posición (pienso en los católicos provida) o partido político (pienso en Vox). La encíclica Tutti Fratelli no podría ser más actual: Ser cristiano es ir al encuentro del otro, encontrar a Cristo en el más olvidado y marginado. No una posición política.

La cuarta transformación como fue predicha en 1991

La cuarta transformación fue predicha por en 1991 y después en 1997. Aunque no es ni cerca de como la ve el presidente.

Strauss y Howe publicaron en 1991 y en 1997 su teoría sobre las generaciones. Notaron ciertos patrones históricos que emergían al estudiar las características de cada generación y les asignaron un arquetipo de conducta característico. En su famoso libro The fourth turning pronosticaba que Estados Unidos entraría en una época de profunda destrucción... como lo hace cada 80 o 100 años. Si bien la teoría fue formulada específicamente para Estados Unidos, parece que desde la segunda guerra mundial la mayor parte del mundo entró en la misma cadencia.

La Teoría generacional de Strauss-Howe predice que cada cuarto ciclo generacional ocurre una gran Crisis (Fourth Turning), en la que generaciones anteriores destruyen las instituciones en nombre de la autonomía e individualismo y la siguiente generación es la encargada de reconstruir una nueva primavera o despertar. En la mayoría de las veces hay violencia y en todas, el gobierno crece.

Estas son las últimas cuatro generaciones:

Generación Fechas nacimiento Arquetipo
Baby Boomers 1943 - 1960 Profeta: Idealistas.
Gen-X 1961 - 1981 Nómada: Reaccionarios.
Millennial 1982 - 2004 Héroe: Cívicos.
Gen-Z (Zoomers) 2005 - Artista: Adaptables.

México

No he visto un solo estudio que trate de adaptar o identificar rasgos de esta teoría a la población mexicana. Pero la situación política del país parece muy clara.

La principal actividad principal de López Obrador (boomer) y su cuarta transformación, hasta ahora, ha sido la de la destrucción y ataque de instituciones y organismos. Como leo este Fourth Turning en México, es que AMLO precipitará una crisis violenta que a los Millennials tocará arreglar la siguiente década.

Imposible no notar la coincidencia del nombre. Una posible traducción directa de Fourth Turning es La cuarta transformación. El idealista y boomer presidente, que se identifica con los héroes nacionales de lo que a su juicio fueron “transformaciones”, es sin saberlo, el precipitador de la siguiente gran crisis del ciclo generacional: La verdadera cuarta transformación. La profundidad de la crisis y alcance están en sus manos.

Parece que la reconstrucción del país será responsabilidad de los tan criticados Millennials, quienes que comparten con la generación Héroe anterior (GI, nacidos entre 1901–1924) su acentuado compromiso cívico, un mejor comportamiento que la generación anterior y su especial seguridad colectiva.

Espero que la crisis que viene no sea muy profunda o violenta.

Lo que está mal en el mundo.

Chesterton nos da cátedra sobre lo que está mal en el mundo, como si viviera hoy.

  1. Gobierno grande

El ejemplo más extremo hoy tal vez sea China, con los sistemas de créditos sociales y rastreo de personas.

  1. Negocios o corporaciones grandes.

Apple, Google, Microsoft, Amazon y Facebook cada vez gobiernan más nuestras vidas. La privacidad es una fantasía y sus servicios son omnipresentes en un mundo cada vez más digitalizado.

  1. Feminismo.

Las feministas quieren ser iguales a los hombres, dejando de hacer lo que sólo las mujeres pueden hacer: ser madres.

  1. Educación pública.

Un gobierno que no sabe cuál qué es verdad trata de enseñar la verdad a nuestros hijos. Dejar a los padres la responsabilidad de qué y como educar a sus hijos. No necesariamente en casa, pero sí las materias que sus padres y la forma en que se imparten.

El reporte que Viganò va a negar

Hoy se publicó el reporte del Caso McCarrik y al parecer—según Andrea Tornelli—, Viganò tiene parte de culpa en todo el embrollo:

Por lo que se desprende del Informe, sin embargo, el nuncio no realizó todas las investigaciones que se le habían solicitado. Además, siguiendo el mismo enfoque utilizado hasta entonces, no dio pasos significativos para limitar las actividades y los viajes nacionales e internacionales de McCarrick.

Por supuesto, las reacciones apenas comienzan. Veremos en la semana las reacciones y a ver si el cardenal radical sale de su escondite.

Por lo pronto, espero que la elección de Biden y la publicación del reporte comiencen a desplazar esa corriente ultracatólica que tanto divide, poco a poco a la irrelevancia.

La idolatría del cristianismo Trumpista

No es secreto que los crisitanos apoyaran fuertemente a Trump, principalmente por el tema del aborto. Pero como católico, creo que la victoria de Biden es el mejor resultado posible.

Durante las campañas electorales encontré un análisis de un discurso de Mike Pence que me llamó mucho la atención. Citaba la biblia, en un obvio guiño a los cristianos, uniendo dos citas de Hebreos y Corintios:

So let’s run the race marked out for us. Let’s fix our eyes on Old Glory and all she represents.

En el discurso dijo Old Glory, como también se le llama a la bandera de Estados Unidos... pero ahí en donde debía de decir Jesus. El resto párrafo cambia el sentido completamente, ensalzando la conquista militar en lugar de los mártires que inspira la cita de Hebreos. Esto no es más que idolatría, como explica el autor del análisis--Michael Peppard--, profesor de Teología.

Aunque es un discurso de campaña (el cual se puede descartar como fácil "propaganda"--aunque los gringos les dedican mucho esfuerzo), resultó ser para mí muy esclarecedor. Me explica como comprenden los cristianos que apoyan a Trump un presidente con tan pocas cualidades cristianas: Grupos tradicionalistas católicos han comenzado a identificar su religión con un nacionalismo malsano. Impropio del auténtico cristianismo, trata de imponer, y en palabras del Papa Franciso, ganar todos los lugares.

Durante las elecciones de EEUU incluso vi sacerdotes haciendo exorcismos para los estados clave; Youtubers que se hacen llamar "doctores" en teología (y con inmensas audiencias) llamar a manifestaciones inspiradas en el Antiguo Testamento. ¿No es esto utilizar la religión para un fin político? ¿No es esto inclinarse ante la bandera, The Old Glory? ¿No es tomar el nombre de Dios en vano?

Esta sutil idolatría a un sistema político--y al poder--, creo yo, es tan malo o peor que el asesinato (que es como los cristianos identificamos el aborto). Uno atenta contra el primer y obvio mandamiento, el segundo contra el quinto. Graves cosas suceden cuando se falta a los dos, pero más grave es el primero. Y en este caso porque el candidato pro-aborto no está exigiendo directamente la muerte de inocentes, como sería promover una la ley, como la china, que permite tener solo un hijo por familia.

Dado el suficiente tiempo, el idólatra terminará por no respetar la vida tampoco, porque su Dios--que le manda respetar toda vida humana--ha sido desplazado. No necesariamente en contra de los no nacidos (porque es su bandera electoral), pero de las minorías étnicas o los descartados--como los llama el Papa--, como los migrantes. Y lo empezábamos a ver con el renacimiento de grupos supremacistas y la separación de familias en centros de detención de migrantes.

Trump además estaba impulsando movimientos radicales que hablaban del Deep State y el Deep Church, personajes obscuros (aunque anónimos) salidos de teorías de conspiración que movían los hilos para "robarnos la libertad". ¿Qué pasaría si llegado el momento pusiera nombre a estos personajes? ¿Si de pronto, en un arrebato de furia twittera con sus naranjas dedos dijera que el Deep State son todos los judíos, o, el Deep Church los que reconocen al Papa Francisco como sucesor de Pedro? Porque es un hecho los sedevacantistas (los QAnon del mundo católico) han encontrado un caldo de cultivo en Estados Unidos.

Me preocupa que este movimiento cristiano radical se está contagiando a México. Tal vez porque estoy cerca de círculos tradicionalistas, pero cada vez veo más quejas de que no existe un partido ultra conservador en México. Algunos incluso se quejan de que no hay un Vox en el país, como en España.

Creo que el Papa Francisco ha sido increíblemente certero en una frase que causó polémica: Evangelizar no es hacer proselitismo. Evangelizar es acompañar al otro--conocer su vida, sufrir sus sufrimientos--y compartir nuestra esperanza en Cristo. Estar listos para defender la fe, sí, pero con razones, inteligencia y, sobre todo, diálogo. (Por cierto, su última encíclica me parece excelente).

¿Existe una corriente anticristiana? Sí, como siempre. ¿Que los movimientos sociales son agresivos contra los cristianos? Por supuesto, como siempre lo han sido, ya deberíamos estar acostumbrados. No me extrañaría nada que gente poderosa quisiera imponer su agenda, pero esto es tan viejo que está plasmada en una de las historias bíblicas más antiguas: la torre de babel. Al final sus planes siempre se derrumban.

¿Cuál debe ser la respuesta cristiana entonces? San Ignacio de Antioquía, padre de la iglesia, escribe en una de sus cartas en el s. II:

Frente a sus iras, vosotros sed mansos; a sus jactancias, vosotros sed humildes; a sus blasfemias, vosotros mostrad vuestras oraciones; a sus errores, vosotros sed "firmes en la fe"; a su fiereza, vosotros sed apacibles, sin buscar imitarlos.

San Ignacio sabía de lo que hablaba. Él fue perseguido por Roma (no criticado en Twitter o ridiculizado en Facebook). Antes de morir devorado por leones, escribió a la Iglesia de Roma para que no interfiriera en su martirio cuando fuera capturado.

Como cristianos, primero debemos evangelizar al más cercano utilizando herramientas efectivas (con ayuda de la ciencia y la belleza en el arte). La sociedad cambiará consecuentemente poco a poco si la labor es efectiva, pero sobre todo, si cuenta con la ayuda de Dios.

Si el Señor no edifica la casa,
en vano se afanan los constructores.
Si el Señor no guarda la ciudad,
en vano vigilan los centinelas.

En vano madrugáis,
y os vais tarde a descansar
los que coméis el pan de fatigas;
porque Él se lo da a sus amigos
mientras duermen.

Salmos 127

📰️ Aquí hay análisis muy claro de lo que sucede en Estados Unidos con los católicos: How QAnon and Trumpism Have Revealed a Deep Church Schism Among Catholics

Saruman el Gay

La semana pasada empecé a leer El Señor de los Anillos. Ya tenía mucho tiempo que quería leerlo y por fin me animé a comprarlo. Incluso lo compré en físico y en español.

Hasta ahora me ha gustado mucho. Por alguna razón pensé que la lectura iba a decir difícil o un poco tediosa, pero ni una ni otra, realmente me está gustando mucho. Hay pasajes muy interesantes y creo que los libros deberían ser considerado literatura sapiencial.

Hay un pasaje que me intrigó mucho. Cuando Saruman invoca con engaños a Gandalf y decide revelarle sus planes de dominación ("fatigándole los oídos"), sus su túnica se vuelve de colores y no pude evitar pensar en la bandera Gay.

Lo miré entonces y y vi que sus ropas, que habían parecido blancas, no lo eran, pues estaban tejidas con todos los colores, y cuando el se movía las ropas cambiaban y refulgían, como irisadas, confundiendo la vista.

Sé que el libro fue escrito mucho antes de que la bandera Gay existiera, incluso antes de que el término Gay fuera apropiado por la comunidad homosexual y despojado de significado de alegre. Si existe un simbolismo sobre las ropas de Saruman no lo he encontrado aún, pero me encantaría buscar más información de ese pasaje, y si se puede hacer alguna relación con alguna ideología moderna. Hay que resaltar que Gandalf es gris y Ratagast es pardo. ¿Qué significa no tener un solo color y querer tenerlos todos?

Al final, Saruman explica como ha caído en la trampa del anillo: Con la excusa de hacer un bien quiere imponer una tiranía:

...podemos esconder nuestros designios [a Sauron], deplorando los males que se comentan al pasar, pero aprobando las metas elevadas y últimas: Conocimiento, Dominio, Orden.

Por muy loables que fueran sus objetivos, el medio para lograrlo estaba mal. Clásico error moral, de libro de texto, en el que cae Saruman... pero pasa en todas las épocas y hoy no es la excepción.

La polarización católica

Me encontré hoy con un artículo excelente que describe y explica la polarización católica. Todo surge al parecer al terminar el reinado de Benedicto XVI y la elección de Francisco, cuando Estados Unidos deja de ser el país católico favorito del Vaticano.

How QAnon and Trumpism Have Revealed a Deep Church Schism Among Catholics

Pronostica que la creciente polarización, exacerbada por la polarización política, no terminará en Noviembre 3 porque los católicos son una fuerza electoral, pero que el catolicismo en Estados Unidos comenzará a desplazarse como sucedió con los evangélicos: Con una identidad nacionalista que irá difuminándose con el tiempo.

Yo espero que todos los dequisiados que han empezado a perder el suelo con teorías de conspiración comparables con las de QAnon pierdan fuerza después de las elecciones. Entre ellos los terroristas mayores, principalmente Taylor Marshall y LifeSiteNews. Al haberse metido a la contienda electoral, espero ver su influencia decaer si pierde Trump. El daño que han hecho a la Iglesia comienza a desbordarse a otros países.

En el artículo me enteré que Taylor Marshall (a mi parecer un terrorista en potencia) financió el #splashachamama. Definitivamente tiempos obscuros para la Iglesia.

A todo esto, creo que la encíclica papal es excelente, pero que ha pasado desapercivida por esta polarización.

El 68

Siempre me han parecido interesantes los movimientos del '68. Me ha intrigado que hubiera movimientos en distintas partes del mundo. Pareciera que las sociedades de distintos países se hubieran puesto de acuerdo para manifestarse, con distintos resultados.

Siempre quise imaginar como fué. ¿Simplemente lees en un periódico que los estudiantes se están manifestando en Francia y organizas a tus amigos para hacer lo mismo? ¿Cómo es posible que existiera el mismo nivel de inconformidad en distintos países (en una época que no había redes sociales)?

Hoy me queda más claro, porque aunque no es la misma situación que en el 68, se respira cierta inquietud política y social en muchos países. Sería sencillo creer qe la pandemia tiene mucho que ver, pero hay manifestaciones por muchas razones. Algunas son violentas, como las que son contra la brutalidad policial, o de feministas. Otras menos violentas, pero masivas, contra las medidas de confinamiento en España y Alemania. Es como si se respirara un ambiente de incnformidad, y cualquier excusa fuera buena para manifestarse.

Probablemente así se sentía en el '68; había una inquietud en el aire y una necesidad loca de manifestarse contra el orden establecido. ¿Veremos este año o a inicios del siguiete tragedias como en México del '68? Espero que no.

Fedora 33 Release

Today was announced Fedora 33. I'm a big fan of this distro, I love its package manager and really like that allows me to install different desktop environments.

I've used Gnome, which is the default, and I like it. But sometimes I get bored and start looking what else is out there. I've installed Pantheon Desktop, the DE from ElementaryOS, KDE and tried to use dwm (without much luck, requires a lot of time to configure something useful). For now I'm using Budgie Desktop, which is pretty fast and "traditional", but at the same time looks great.

All this is great, but the latest version of Fedora includes updates to the DNS system (uses systemd-resolved), which I need to disable to install Docker. I could use podman (and I think it is awesome), but I mainly use docksal and is only compatible with Docker for now.

So apart of disabling the new systemd-resolved and cgroups2 to install docker, I will probably have problems with the domain redirection because Docksal uses dnsmasq.

Maybe I will give it another month, once there are more guides to do all that.

El dilema católico en las próximas elecciones de USA

La próxima elección de Estados Unidos es una de las elecciones más difíciles para los católicos.

Por un lado hay un candidato que promueve el aborto, lo que lo convierte automáticamente en inviable. Por el otro, hay un candidato impresentable, que polariza a la sociedad, que miente y tiene tendencias autoritarias, pero que rechaza el aborto; los católicos tienen que sufrir el segundo candidato, no elegirlo.

¿No hay otra opción? Si el primero cambiara un poco su postura sobre el aborto, arrasaría en las elecciones, suponienodo que el voto cristiano--y en especial, el católico, esté marcando una diferencia. Podría hacerlo proponiendo posponer el debate sobre el aborto en aras de la unidad nacional.

Por el otro lado, dada la polarización, no sería lícito para los católicos votar por un candidato que apoye el aborto pero que fomente el diálogo y la unidad, con miras de comenzar a reconciliar la sociedad y, en su momento, rehabilitar el debate sobre el aborto?

Definitivamente es interesante la situación porque mantener los principios cristianos es mantenerse en un callejón sin salida en el que ningún lado cede.

El regreso de Jordan Peterson

Hace unos días Jordan Peterson publicó después de mucho tiempo un video en el que resumía sus problemas de salud y anunciaba que ya estaba de vuelta en su casa, en Toronto.

Dados sus problemas de salud del año pasado, no me sorprende nada que hablara más lento. Mucho más lento. También lo noté más emocional al hablar de su familia.

La mayor parte de este año se la pasó en un verdadero infierno al romper la dependencia que tenía a un fármaco. Es irónico que después de estudiar tanto tiempo el regimen totalitario de la Unión Soviética terminara en Rusia desintoxicándose. No puedo imaginar su terror al despertar en una clínica rusa.

Me dio mucho gusto saber de su regreso. Siempre me pareció que tenía un punto de vista interesante y su forma de decirlo lo era mas. Sin embargo, lo que más me sorprendió de su video fue al final, donde dice que, con la gracia de Dios y su misericordia, seguirá escribiendo y haciendo material original.

Wow. Aparentemente regresó del abismo como un cristiano confeso, al fin. Voy a estar muy al pendiente de su nuevo material.

Compu descompuesta

El día de antier instalé un firmware en mi computadora que hizo que fallara y ya no volvió a entrar en el sistema operativo que estaba usando. Mi computadora tiene dos discos: uno con Windows y el otro con Linux. El que falló fue el de Linux y tuve que reinstalar todo para volverlo a utiizar, pero al hacerlo perdí acceso al de Windows. Todavía no estoy seguro como fue que pasó.

También, el mismo día, mi instancia de Standard Notes falló. Cuando inicio la aplicación no deja de ciclarse cargando extensiones, lo cual me parece muy extraño. Puedo tener acceso solo en Firefox a través de web. Voy a intentar eliminando la extensión sospechosa en este browser para ver si se arregla el problema en los otros browsers.

Perdí uno o dos días del reto de los #100days. Ya los compensaré al final.

Dependencia del celular

Empieza el día, y lo primero que hago es checar mi celular. Twitter primero, Facebook después. Me baño, bajo a desayunar, y mientras me tomó el primer café, vuelvo a prender mi teléfono para ver si hay algo nuevo; noticias, twitter, facebook. Termino de desayunar y antes de empezar a trabajar, prendo mi teléfono y vuelvo a repasar las redes sociales. Como no hay nada nuevo, entro a Instagram. A veces meto también Reddit al ciclo. Pero ya no lo pienso, es automático y los dedos saben el camino hacia las redes que normalmente reviso.

Esta dependencia alcelular es excesiva. No podemos estar viendo las noticias--y opiniones--del mundo en tiempo real. Simplemente no estamos echos para eso. Esto debe parar, y la pandemia nos ha dado la mejor excusa; ahora que salimos muy poco de casa, el celular se debe convertir en un teléfono fijo.

Así que la próxima semana lo dejaré en mi escritorio solamente. Será un ejercicio de desintoxicación de dependencia hacia las redes sociales. Ya reportaré sus frutos... o si termino en el manicomio.

El único dispositivo que me permitiría sería el Kindle, pues sus limitadas funciones me permiten hacer algo que extraño mucho: leer. Leer artículos (uso Instapaper para enviarlos al kindle) y una lista de libros por leer que solo crece. Veremos si dejando el celular leo más.

La polarización en redes sociales y San ignacio de Antioquía

Todos los días veo en Twitter gente gritándose. Especialmente derechistas contra izquierdistas. Esto solo lo veía hasta hace poco en las redes en Estados Unidos, pero la división nos ha alcanzado.

Una de las cuentas que sigo desde hace mucho es la de @liatrueba, quien comenzó como una chica racional con los pies en la tierra. Su progreso al radicalismo de derechas me ha dado mucho que pensar.

Cada vez hay menos espacio para una posición moderada. Si no estás de acuerdo con la izquierda, la gente termina apoyando a Trump, deseando la muerte del Islam y hasta manifiestandote contra el uso de los cubrebocas. Si no estás con la derecha, apoyas un lenguaje inclusivo, un feminismo radical, eres socialista y rechazas con violencia todo tipo de religión.

Es un riesgo actual de los círculos cristianos tender a la polarización anulando así todo tipo de diálogo; participando en las política identitaria, o, tribalismos. No puede haber diálogo así. Oportunamente, hoy se festeja a San Ignacio de Antioquía y leyendo una de sus cartas me encontré con este consejo:

Frente a sus iras, vosotros sed mansos; a sus jactancias, vosotros sed humildes; a sus blasfemias, vosotros mostrad vuestras oraciones; a sus errores, vosotros sed "firmes en la fe"; a su fiereza, vosotros sed apacibles, sin buscar imitarlos

No corresponde a los cristianos participar en estas discusiones que parecen un concurso de respuestas mordazes en redes sociales. Si el diálogo no es posible, es preferible el silencio.

El consejo de San Ignacio de Antioquia, después de 2000 años, vale hoy para las redes sociales.

La nueva normalidad

Todos hablan de la nueva normalidad. Pero la nueva normalidad no es más que el negativo de lo que era la normalidad: Es menos que la normalidad, o de otra forma, es la normalidad menos las restricciones actuales. La nueva normalidad solo hace referencia a lo que antes llamábamos normalidad.

Tal vez la normalidad ya esté perdida. Nunca va a regresar y tuvimos más de siete meses para llorarla. Sí, eran divertidos los conciertos. Sí, era divertido ir a un bar y escuchar a una banda en vivo. Sí, las oficinas atiborradas eran un éxito de la civilización. Ok, esto último no.

Creo que debemos empezar a llamar normalidad a lo que hemos ganado: trabajo remoto, comercio en línea, trámites en línea, educación a distancia (para adultos al menos, es una tortura intentar que los niños aprendan algo en línea). Mayor convivencia familiar. Mejores relaciones con nuestros vecinos, en quienes ahora tenemos que apoyarnos en caso de tener dificultades.

Nuestra normalidad anterior no era algo de lo que debiéramos estar orgullosos. La enorme desigualdad, la política siempre corrupta, los crímenes ignorados. Incluso las iglesias ya iban en camino a vaciarse. Y no digo esto con un arrebato de religiosidad, sino pensando que quien asiste a las iglesias son personas devotas que se interesan por el otro, que reconocen como valores supremos la justicia, la belleza, la verdad y la fraternidad.

La nueva normalidad, ahora nuestra normalidad, debería consistir en enforcarnos en las miles de personas que ahora se sienten aisladas. Intentar, con creatividad, buscar hacer un cambio para mejorar nuestras familias, nuestras comunidades y, eventualmente, el mundo.